Marco de Supervisión

La Superintendencia de Bancos de Panamá (en adelante SBP) es el ente regulador y supervisor de los bancos y grupos bancarios autorizados para operar en la plaza panameña, así como el ente supervisor de las entidades fiduciarias a las que la SBP ha otorgado la correspondiente licencia.

El principal objetivo de la SBP es velar por la solidez y eficiencia del sistema bancario y para ello la SBP debe ejecutar las inspecciones ordenadas por la Ley Bancaria, por la Junta Directiva y aquellas que considere necesarias o prudentes.

Con este objetivo en mente, la SBP mantiene un esquema de supervisión macroprudencial y microprudencial.

La supervisión macroprudencial tiene como objetivo prevenir y mitigar los riesgos sistémicos que pueden amenazar a la estabilidad financiera, garantizando así la solidez del sistema financiero en su conjunto.

La supervisión macroprudencial del sistema bancario panameño es ejercida al más alto nivel directivo de la SBP con los insumos de la Dirección de Estudios Financieros y la Dirección de Gestión de Riesgos y la asistencia de la Dirección de Regulación para la redacción de la normativa necesaria para fortalecer la regulación de la plaza bancaria y aumentar su capacidad de resistencia.

Por su parte, la supervisión microprudencial se centra en la solidez de cada institución bancaria. La Dirección de Supervisión lidera la planificación y ejecución de las inspecciones in situ y extra situ de los diferentes bancos y grupos bancarios, con la participación de las Direcciones Especializadas de Gestión de Riesgos y de Prevención y Control de Operaciones Ilícitas.

La supervisión microprudencial aplica un enfoque de supervisión basada en riesgos el cual se resume en la publicación adjunta.

GUÍA DE SUPERVISIÓN MICROPRUDENCIAL Y DE FUNCIONAMIENTO DEL MANUAL ÚNICO DE SUPERVISIÓN BASADA EN RIESGOS (MUSBER)